Tenía 69 años, estaba en la puerta de su casa de Rosario y murió por una balacera

Pocos días después del homicidio de Mirta González acribillaron a cuatro personas en la misma zona de Tablada.

En el marco de un aumento de los homicidios en Rosario desde julio, este lunes se confirmó la muerte de una mujer baleada en la puerta de su casa. La víctima había sido internada la semana anterior y tres días después se registró otro ataque similar con múltiples heridos a la vuelta de su hogar.

Según fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Mirta Dora González pasó más de 48 horas internada en estado grave por la lesión que sufrió sobre Gaboto al 200 bis. Poco anttes de las 18 del jueves, un grupo de personas no identificadas abrieron fuego desde un automóvil en el barrio Tablada y huyeron.

La mujer de 69 años recibió un disparo en la cadera y la llevaron de inmediato hasta el Sanatorio IPAM. El sábado a la noche falleció por la balacera. A partir del deceso, el fiscal Adrián Spelta solicitó la autopsia del cuerpo en el Instituto Médico Legal (IML) para profundizar la investigación del crimen.

Las primeras medidas para esclarecer la balacera frente a la casa de González fueron tomadas por la unidad de Flagrancia del MPA. En ese contexto trascendió que los delincuentes utilizaron un Peugeot 206 rojo y abrieron fuego a mansalva.

Confirmada la muerte por el ataque en Tablada, este año ya se registraron al menos 191 homicidios en el departamento Rosario. En agosto creció la cantidad de víctimas por segundo mes consecutivo y la primera mitad del año finalizó con 147 casos, una cifra récord en la estadística oficial.

En paralelo con la causa sobre el homicidio de Mirta González, la Justicia provincial abrió otra investigación en la misma manzana por una segunda balacera. El último episodio ocurrió este domingo a la noche, cuando hirieron a cuatro personas sobre Beruti y Amenábar.

La versión preliminar sobre el caso de este fin de semana tiene algunos elementos en común con la hipótesis del crimen de González. La policía presume que los delincuentes balearon a las víctimas desde un vehículo, aunque no trascendieron detalles sobre su identidad.

Tras el ataque, las autoridades recogieron 23 vainas servidas de proyectiles calibre 9 milímetros. Desde entonces no se reportaron detenidos ni indicios del motivo de la agresión.

Ver También

Caso Pérez Volpin: absolvieron a los dos imputados en la causa por encubrimiento

El ex director médico del Sanatorio de la Trinidad y una instrumentadora quedaron absueltos en …