Donald Trump comparece en Nueva York ante un juicio civil por sobrevaloración de sus activos inmobiliarios

El exmandatario está imputado en distintos casos pero sigue siendo el favorito en la interna republicana para las elecciones presidenciales de 2024.

Donald Trump está en un nuevo proceso judicial, esta vez por fraude. El expresidente de Estados Unidos y sus hijos están imputados en Nueva York por supuestamente haber inflado el precio de sus activos inmobiliarios«Voy a la corte mañana en la mañana para luchar por mi nombre y mi reputación», dijo el magante en su plataforma Truth Social, web similar a X (Twitter) que creó cuando lo echaron de la red social del pajarito. 

«Todo este caso es una farsa!!!», agregó, antes de comparecer en el juicio civil. El exmandatario de 77 años y sus abogados dieron a entender que acudiría al menos a los dos primeros días del proceso en la Corte Suprema de Nueva York.

El juicio que empieza tomó mucha importancia cuando el juez Arthur Engoron, que lo lidera, dictaminó que se había demostrado la existencia de «fraude continuado» y que la fiscalía general del Estado de Nueva York ya había demostrado que Donald Trump y los directivos de su grupo habían «sobrevalorado» su patrimonio entre 812 millones y 2.200 millones de dólares de 2014 y 2021. En efecto, el juez ordenó la revocación de los permisos comerciales en el estado de Nueva York del republicano y de dos de sus hijos, Eric y Donald Jr, vicepresidentes ejecutivos de la Organización Trump, así como la confiscación de las compañías que son objeto de la demanda, que se darán a liquidadores.

Estas sanciones podrían ser «un duro golpe para la capacidad de Donald Trump de hacer negocios en el estado de Nueva York» en caso de aplicarse, según Will Thomas, profesor de derecho mercantil en la Universidad de Michigan. El político conservador, que hizo su gran fortuna en el sector inmobiliario y los casinos en los años 80 y prometió dirigir Estados Unidos como sus firmas, perdería entonces el manejo de varios de los edificios emblemáticos de su grupo, como la Trump Tower, en la 5ª Avenida de Manhattan.

El político conservador, que hizo su gran fortuna en el sector inmobiliario y los casinos en los años 80 y prometió dirigir Estados Unidos como sus firmas, perdería entonces el manejo de varios de los edificios emblemáticos de su grupo, como la Trump Tower, en la 5ª Avenida de Manhattan.

Estas propiedades están en el centro de las imputaciones de la fiscal Letitia James: la superficie del apartamento del magnate en la Torre Trump se triplicó y el edificio del número 40 de Wall Street se sobrevaloró entre 200 y 300 millones de dólares en los estados financieros. Por otra parte, la lujosa residencia Mar-a-Lago de la Organización Trump en Florida y varios campos de golf también aparecen en los archivos por los que se lo juzga.

En esta marco, la fiscal también pide el reconocimiento de otras infracciones a la legislación financiera y una multa de 250 millones de dólares. Trump siempre rechazó las acusaciones y ataca insistentemente a la fiscal James, una demócrata afroamericana a la que calificó como «racista«, y contra el juez Engoron, al que define como «trastornado«.

El juicio espera ser bastante técnico, y promete que declaren decenas de testigos, entre ellos tres de los hijos de Trump, Eric, Donald Jr e Ivanka, quien al comienzo  fue objeto de la denuncia, pero finalmente no fue inculpada, y el exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, que cumplió condena en prisión tras declararse culpable de fraude fiscal en otro caso contra el grupo.

Si bien no puede recibir una condena a prisión por esta acusación, este juicio se suma a distintos procesos judiciales que atraviesa el precandidato favorito de los republicanos para las elecciones presidenciales de 2024,que podría competir con el actual presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden. El multimillonario está imputado penalmente en cuatro casos diferentes.

Además, Trump estará presente ante un tribunal federal de Washington el 4 de marzo para contestar a las acusaciones por supuestamente intentar revertir los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que ganó Joe Biden. Luego se sentará en el banquillo de Nueva York por fraude contable, y después en Florida por su negligente manejo de documentos confidenciales tras dejar la presidencia, que fueron encontrados hasta en el baño de su mansión. 

Ver También

El doblete de Enzo Fernández en la victoria del Chelsea

El volante argentino campeón del mundo anotó este domingo sus primeros dos goles en la …