Puerto Madryn: baleó la casa de su vecina porque un gallo no lo dejaba dormir

El agresor provocó destrozos en la puerta lateral y rompió uno de los vidrios de las ventanas. No hubo heridos.

Un hombre baleó la casa de una de sus vecinas porque le molestaba que la mascota de la mujer -un gallo– hiciera fuertes sonidos. Según las declaraciones de los testigos, el sujeto, identificado como Franco, disparó contra la vivienda y amenazó a la mujer con matar a su gallo, ya que acusó que no podía dormir por los cantos del animal.

El hecho ocurrió este domingo en una propiedad ubicada sobre la calle San Juan, en la ciudad de Puerto Madryn. Los vecinos alertaron a la policía, ya que el agresor salió de su casa y comenzó a disparar contra la casa de su vecina, ocasionando destrozos en la puerta principal y rompiendo los vidrios de la casa.

“Estábamos limpiando el patio con mi papá antes de las 12. Con nosotros estaba mi sobrina de 1 año. El vecino empezó a lanzarnos ladrillos y uno casi impacta contra la nena y tuvimos que meternos rápidamente a la casa”, relató la denunciante sobre el primer ataque que tuvieron que padecer.

“Mi papá también tuvo que ponerse al resguardo ya que se encuentra en tratamiento por un reciente ACV”, agregó la mujer al presentarse en la Comisaría del Distrito Cuarto de Madryn.

El hombre se dirigió a la casa del vecino para reclamarle por los destrozos; y cuando le tocó tiempo, el agresor salió -en principio- con una jabalina.

“Les va a re caber, panchos, saquen a ese gallo si no lo hago desaparecer”, los increpó. El hombre agredido estaba en compañía de sus hijas, una de las cuales filmó toda la secuencia y la compartió en el vecindario para que todos tomaran precauciones.

Tras entrar a su casa, “Pikachu” volvió a salir a la vereda con un arma de fuego. “Los voy a matar a todos”, aseguró. Esto derivó que la familia hiciera la denuncia correspondiente por amenazas de muerte.

El principal temor de la familia es que el hombre vuelva a protagonizar un episodio de esas características en los horarios donde funciona el merendero Rinconcito de Luz, que es manejado por ellos en la propiedades que fue violentamente atacada.

La mujer contó que el conflicto con su vecino viene desde hace dos meses, cuando el agresor denunció a su padre por tener de mascota a un gallo, el cual -dice el agresor- no lo deja descansar.

Frente a lo sucedido, la Justicia había decretado mediación entre ambas partes para el mes de febrero. Entanto, la Policía de Chubut allanó al sospechoso y le secuestró la escopeta.

Ver También

Cómo es la reforma laboral que la UCR le entregó al Gobierno

El Gobierno intentó aplicar una reforma laboral por decreto que chocó de frente con los …