Una empresa de la familia Caputo suspendió cientos de trabajadores y no renovará contratos eventuales

La firma que pertenece al grupo familiar del futuro ministro de Economía decidió recortar su personal y aplicar suspensiones con reducciones salariales.

La ensambladora de electrodomésticos y tecnología Mirgor, perteneciente a la familia del futuro ministro de Economía, Luis «Toto» Caputo, no renovará los contratos eventuales y reducirá los haberes del personal efectivo, por lo que los trabajadores iniciaron acciones de protesta y estudian un plan de lucha.

Asimismo, la firma anunció la suspensión de cientos de empleados y la reducción de salarios para el personal efectivo.

La medida fue comunicada a los trabajadores en una reunión con delegados sindicales, quienes ya habían suspendido actividades ante el descontento generalizado por las medidas tomadas por los directivos de la firma.

Según pudo saber Noticias Argentinas de parte de los delegados, la empresa que tiene sus plantas en la provincia de Tierra del Fuego, no renovará los contratos a término y PPD (personal eventual) a partir del viernes próximo, lo que significará la pérdida de centenares de puestos de trabajo.

En cuanto al personal efectivo, a partir del 1 de diciembre será suspendido con el 70% de sus haberes.

La empresa -siempre según NA- alegó que la situación de los certificados SIRA (Sistema Integral de Recaudación y Administración de Aduanas), necesarios para obtener dólares a precio diferencial, no está habilitada, por lo que no puede importar insumos.

Justamente la falta de insumos fue la principal excusa esgrimida por los directivos de Mirgor para justificar las suspensiones de personal.

Además, señaló que el material que llega a la planta tarda 180 días en ser despachado, y que alrededor de 20 proveedores dejaron de trabajar con la empresa por incumplimiento de pagos.

A pesar de las consultas de distintos medios de prensa, la empresa de la familia Caputo no brindó información oficial al respecto.

La medida anunciada por la empresa es una clara señal de la crisis económica que atraviesa el país en este proceso de transición gubernamental, que culminará el próximo 10 de diciembre con la asunción de Javier Milei al frente de la presidencia y Luis «Toto» Caputo -integrante de la familia dueña de Mirgor- como ministro de Economía. 

La falta de dólares para importar insumos, el retraso en la entrega de los mismos y el incumplimiento de pagos a proveedores son factores que están provocando la pérdida de puestos de trabajo y la reducción de salarios. Los trabajadores de la empresa están indignados por la medida, y ya han iniciado acciones de protesta. La situación es crítica, y es probable que se produzcan nuevos despidos y suspensiones en los próximos días.

Ver También

Candelaria Tinelli y Coti Sorokin dieron el sí quiero

Candelaria Tinelli y Coti finalmente se casaron en una estancia de lujo haciendo juego con …