La ONU denuncia crímenes de guerra en Ucrania y revela que 10.000 civiles murieron desde el inicio del conflicto

El alto comisionado de las Naciones Unidas, Volker Türk, publicó un informe en el que se denuncian graves violaciones de los derechos humanos y crímenes de guerra desde el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Volker Turk, Alto Comisionado de la ONU, en conferencia por los DDHH. Foto: EFE

A partir del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania en febrero de 2022, la ONU denunció graves violaciones de los derechos humanos y crímenes de guerra, «principalmente perpetrados por Rusia». Ahora, el alto comisionado de las Naciones Unidas, Volker Türk, señala que este tipo de hechos se siguen cometiendo y que, además, el número de civiles fallecidos ya supera los 10.000.

En este sentido, el comisionado reveló en una sesión del Consejo de Derechos Humanos para actualizar la situación del conflicto que la «larga lista de continuos sufrimientos que vive Ucrania» sigue, «mientras la atención del mundo está saturada por las múltiples crisis que vivimos».

Guerra Rusia — Ucrania. Reuters

Asimismo, Türk recordó que, desde el inicio de la guerra entre ambos países, las investigaciones de la ONU documentaron al menos 142 casos de ejecuciones sumarias en territorios ocupados por los invasores rusos, donde también hay indicios de «amplio uso de la tortura y el maltrato de los detenidos, incluido el uso de violencia sexual y la desaparición forzada».

Además, el alto comisionado también denunció la incapacidad de Rusia para proteger a civiles e infraestructuras no militares de sus ataques, en los que al menos ya murieron 560 niños.

Aunque el conflicto en Gaza alejó a la guerra de Ucrania de los titulares, Türk recordó que sólo entre agosto y noviembre de este año los civiles muertos y heridos en ataques ascendieron a 2.440, particularmente en las regiones de Donetsk, Járkov, Jersón y Zaporiya. Entre las víctimas «hay un número desproporcionado de personas mayores que no pueden o no quieren huir a zonas más seguras», destacó el alto comisionado de la ONU.

Por otro lado, Türk subrayó que las minas y otros restos de armamento utilizado en la guerra, presentes en amplias extensiones de terreno ucraniano, causaron más de mil víctimas desde la invasión iniciada en febrero del año pasado.

Soldados ucranianos se preparan para la ofensiva invernal rusa. Reuters

En tanto, los ataques rusos también destruyeron más de 1.300 escuelas y otras instalaciones educativas, dejando a la mitad de los niños ucranianos sin poder asistir personalmente a clase.

Sin embargo, el alto comisionado también advirtió a Ucrania sobre su uso excesivamente amplio del término «colaboracionista» en juicios a personas de zonas liberadas de la ocupación rusa, donde se presentaron unos 8.600 cargos criminales a sospechosos de asistir al ejército ocupante.

Según TürkUcrania debe reconsiderar el uso de la acusación de colaboracionismo, ya que a veces se utiliza para personas que simplemente trabajaron para que los servicios públicos, incluso las escuelas, siguieran funcionando en las áreas ocupadas.

De acuerdo a esto, el jefe de derechos humanos de la ONU mostró su preocupación por la persecución de las autoridades ucranianas a la Iglesia Ortodoxa del país, con la intención de disolver toda organización religiosa con presuntos lazos con Rusia, algo que según Türk no respetaría el derecho humano a libertad de credo.

Ver También

Pullaro planteó “contacto cero” para quienes cometan delitos desde la cárcel

El gobernador adelantó que los responsables de delitos en las cárceles no podrán contar con …