En un triunfo «histórico» para los activistas, Corea del Sur prohíbe el consumo humano de carne de perro

La normativa entrará en vigor tras un periodo de gracia de tres años y, a partir de 2027, los infractores podrán encarar penas de hasta dos años de cárcel o multas económicas.

En una histórica decisión, la Asamblea Nacional de Corea del Sur aprobó este martes la prohibición de la cría, matanza, distribución y venta de carne de perro destinada al consumo humano. Este paso representa una victoria significativa para los defensores de los derechos de los animales después de décadas de activismo en el país asiático.

La propuesta legislativa, presentada por el Partido del Poder Popular (PPP), fue respaldada de manera unánime por los demás partidos y contó con el impulso de la primera dama surcoreana, Kim Keon-hee. La medida fue aprobada con 208 votos a favor y 2 abstenciones, marcando un momento significativo en la lucha contra la práctica de consumir carne de perro en el país.

La nueva ley entrará en vigor después de un período de gracia de tres años, y a partir de 2027, aquellos que violen la norma podrían enfrentar penas de hasta dos años de prisión multas que ascienden a más de 30 millones de wones, unos 22.000 dólares.

Además de la prohibición, la legislación establece que el Estado proporcionará subsidios para respaldar a aquellos involucrados en la industria de la carne de perro, ayudándolos a realizar transiciones hacia otras actividades económicas.

Según datos del Gobierno surcoreano, aún existen alrededor de 1.150 granjas que crían perros para consumo humano34 mataderos219 distribuidores y unos 1.600 restaurantes que ofrecen platos con carne de perro en sus menús. Sin embargo, el consumo tradicional de carne de perro experimentó una marcada disminución en las últimas décadas, coincidiendo con el aumento en el número de hogares que tienen mascotas.

Sin embargo, encuestas recientes revelaron que la mayoría de los surcoreanos nunca probó carne de perro y no tiene la intención de hacerlo. Grandes mercados que solían proporcionar este tipo de carne cerraron, y el Gobierno, junto con diversas asociaciones, trabajó para clausurar granjas y mataderos, facilitando a los propietarios el cambio hacia otros negocios.

La rama surcoreana de Humane Society International (HSI), que colaboró en la redacción de la propuesta legislativa, celebró la aprobación y la calificó como «histórica». Chae Jung-ah, directora ejecutiva de HSI Corea, destacó que la medida marca un «punto de inflexión» en la sociedad, donde la mayoría rechaza consumir carne de perro y desea ver el fin de ese sufrimiento.

Además, la organización instó al Gobierno a aprovechar el período de moratoria de dos años antes de la entrada en vigor de la prohibición para colaborar con grupos de defensa de los animales y «rescatar tantos perros como sea posible».

De acuerdo con datos de HSI, hasta un millón de perros son criados y sacrificados anualmente en Corea del Sur para el consumo humano. A pesar de ello, la demanda de este tipo de carne se encuentra en «mínimos históricos», con aproximadamente 6 millones de perros viviendo en hogares surcoreanos y un 57% de la población que respalda la prohibición, según la ONG.

Con la implementación de la prohibición de la venta de carne de perro, Corea del Sur se une a otros países y territorios de Asia que tomaron medidas similares, incluyendo Hong KongTaiwánFilipinasIndiaTailandia, Singapur, varias ciudades de China y diversas provincias de Camboya e Indonesia. No obstante, Humane Society International destacó que el grado de aplicación de la prohibición «difiere en varios grados» entre estos territorios.

Ver También

Tragedia en Roldán: Primer Fallecimiento por Dengue Sacude a la Ciudad

En un devastador giro de los acontecimientos, Roldán enfrenta su primera víctima mortal por dengue …