El Gobierno acelera medidas para contener la inflación: se postergan aumentos y hay expectativas por la importación

El ministro de Economía, Luis Caputo, dijo que en un mes los productos importados llegarán a las góndolas y suspendieron pagos de impuestos para facilitar su ingreso. Por otro lado, rebajaron la tasa de interés de Cuota Simple.

Luis Caputo, ministro de Economía. Foto: JUAN MABROMATA / AFP

El Gobierno nacional aceleró una serie de medidas con el objetivo de profundizar la baja de la inflación en marzo, tras un arranque de mes donde el precio de los alimentos sigue en alza aunque a un menor ritmo que en los períodos anteriores.

Entre las medidas más significativas se encuentran la postergación del aumento de tarifas de energía y transporte en el AMBA, la suspensión del pago de un impuesto para facilitar el ingreso de productos importados y una reducción en la tasa de interés del programa Cuota Simple, que al parecer no está ofreciendo los resultados esperados para fortalecer el consumo.

En las últimas horas el presidente, Javier Milei, admitió que los ajustes de tarifas en la región metropolitana están postergados y adjudicó esta decisión a “cumplir con un criterio de gradualismo” que había aplicado la Corte de Suprema de Justicia de la Nación cuando Mauricio Macri intentó avanzar con una medida similar.

La decisión llama la atención ya que los procesos formales para habilitar las subas ya se completaron y tenían como fecha de aplicación marzo. Incluso fue una de las promesas que el Gobierno le hizo al Fondo Monetario Internacional (FMI) al firmar la renegociación del acuerdo.

Tanto el organismo como distintos analistas entienden que esa es una de las pocas herramientas que tiene Javier Milei para producir una reducción efectiva del gasto público, ya que los saldos positivos de enero y febrero están más asentados sobre una licuación de jubilaciones y prestaciones sociales que sobre un real ajuste de las erogaciones del Estado.

Por otra parte, la postergación de este aumento no hace más que profundizar las inequidades entre la región del AMBA y el interior del país, lo cual es un punto débil del Gobierno en la discusión con los gobernadores.

IMPORTACIÓN DE PRODUCTOS

En la lucha de los precios en las góndolas el ministro de Economía, Luis Caputo, calculó que en un mes se verá la competencia entre los productos nacionales y lo importados.

“En un mes ya va a estar compitiendo con importados, así que no creo vaya vender mucho más café a esos precios…”, contestó el ministro en redes sociales ante una imagen de una marca de café en cápsulas con valor más caro en la Argentina que en una cadena de primera línea en los Estados Unidos.

Para incentivar este proceso, la AFIP suspendió por 120 días corridos la percepción del Impuesto a las Ganancias y del IVA para mercaderías importadas de la canasta básica y medicamentos.

Esta decisión hace más baratas las compras en el exterior y por ende su colocación en el mercado doméstico a un precio competitivo.

Mediante la Resolución 5490/2024 publicada este lunes en el Boletín Oficial se definió que los productos alcanzados por esta norma son: carnes, lácteos, verduras, frutas, cereales, grasas y aceites, pastas, salsas, panificados, enlatados, insumos alimenticios, cervezas, bebidas sin alcohol, algodones e hisopos, desodorantes, máquinas y espumas de afeitar, insecticidas de uso personal, jabón de tocador, pañales descartables, papel higiénico, pasta dental, productos de limpieza y medicamentos, entre otros.

En los considerandos de la decisión la AFIP no dejó dudas en cuanto al objetivo: “Disminuir la carga impositiva a la importación de una canasta de bienes de primera necesidad, a efectos de que se genere una reducción de los precios de dichos productos, como continuidad de la política económica dispuesta por la Administración Nacional orientada a reducir la inflación”.

Bajar los precios significa por el otro lado mejorar el poder adquisitivo de la población en momentos en que el consumo se desplomó más de un 25%.

LOS RESULTADOS DE CUOTA SIMPLE

Para apuntalarlo el Gobierno lanzó el programa “Cuota Simple”, que desde el 1° de febrero reemplaza el extinto “Ahora 12″. Al parecer los resultados no son los esperados y se demora el informe oficial sobre lo sucedido en el primer mes de aplicación.

Para hacerlo más atractivo y efectivo, la Secretaría de Comercio bajó la tasa de interés que se cobra en ese programa en línea con la reducción que se impulsó desde el Banco Central.

Así pasó de 93,5% a 68%, ya que se calcula con un porcentaje de la tasa del plazo fijo que está entre el 70% y el 75% dependiendo el banco.

De esta manera, desde el jueves entrarán en vigencia los nuevos valores, que ubicarán a la tasa de interés para las compras con tarjeta de crédito en 3 cuotas en 9,34% y en 17,32% en el caso de realizar el pago en 6 cuotas.

BAJA EN EL CONSUMO

La detracción del consumo es cada vez más preocupante en todos los sectores, con el rubro alimentos liderando por su volumen.

En ese sentido, un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que el consumo per cápita de carne en el primer bimestre del año se redujo de 48,5 kilos por habitante a fin de 2023 a 44 kilos. La suba de precios está íntimamente ligada a esta realidad.

A esta serie de decisiones oficiales se suma que la Secretaría de Comercio restituyó el Consejo Federal de Comercio Interior (Cofeci) cuyo objetivo es desarrollar y coordinar con las provincias políticas públicas referidas al comercio interior.

En el documento oficial se especificó que el Cofeci “tendrá por finalidad el análisis e intercambio de información entre sus miembros, así como la promoción y cooperación para el desarrollo de políticas públicas relacionadas con la materia de comercio interior”.

Ver También

Pullaro planteó “contacto cero” para quienes cometan delitos desde la cárcel

El gobernador adelantó que los responsables de delitos en las cárceles no podrán contar con …