El Gobierno se prepara para intentar contener las medidas de fuerza del gremio estatal por los despidos

Se reforzará la seguridad en los edificios públicos y se aplicará el protocolo antipiquetes. ATE advirtió con tomas en los organismos públicos en rechazo a las bajas.

En pleno avance de baja de contratos en el Estado, el Gobierno se prepara para contener medidas de fuerza de parte de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que incluyen posibles tomas de edificios públicos. Frente a este escenario de conflictividad, dispusieron refuerzos de seguridad en organismos públicos y aplicación del protocolo antipiquetes.

El gobierno del presidente Javier Milei dio de baja al menos 15.000 contratos de trabajadores estatales. Solo en marzo representan el 20% del grueso de contratados de los ministerios, cuyo número preciso se conocerá con la liquidación de sueldos de abril.

La reducción de la planta estatal está a cargo del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, que tiene en sus manos un informe que le presentó la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y que bajó la línea de auditar a los empleados de todas las áreas del Estado para corroborar su función, actividad y asistencia.

Con ese panorama de fondo y en su objetivo de reducción del gasto público, el Gobierno avanza con la reducción de los contratados estatales de forma progresiva. Además de la serie de bajas del mes pasado anticipan que en junio “va a haber otra tanda de contratos que no se van a renovar”.

El Gobierno impulsa además reducciones recortes de planta permanente en organismos como Télam, AySA, INCAA y ANSES, organismo del que despidieron a 2000 empleados de esa categoría. Sumado a la eliminación de organismos como el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y el Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (INAFCI).

“NO PUEDEN DEMOSTRAR QUE SON ÑOQUIS DE LA CÁMPORA”

En medio de una ola de despidos en el sector estatal, el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, denunció que el gobierno de Javier Milei echó a más de 10 mil empleados en las últimas horas y cuestionó que “no pueden demostrar que están despidiendo ñoquis”.

“Llevamos un poco más de 10 mil despidos. Es muy probable que lo que dijo Milei sobre los 15.000 despidos quizás sea así. Quizás un poco más o menos. Lamentablemente estamos en ese número con compañeros que tienen más de 20 años de antigüedad. No encontramos criterio para poder despedir”, enfatizó Catalano.

A días de que el Ejecutivo nacional revelara que las bajas serían de entre 10 y 15 mil trabajadores en una primera etapa, que culmina el 31 de marzo, el secretario general de ATE Capital aseguró que “no hay forma de que puedan demostrar que están atacando a los ñoquis de La Cámpora”.

“Eso es un relato fantástico que construyen para tratar de demonizar al empleado público y la verdad que da mucha bronca. Tenemos mucho cariño por lo que hacemos, independientemente de nuestra matriz ideológica. Compartimos todos los días tareas con compañeros que también votaron a Milei y los están echando a la calle”, subrayó.

En esa línea, Catalano consideró que el Gobierno no puede “decir que están haciendo una limpieza ideológica”, aunque sostuvo que eso “sería una aberración y una barbaridad”.

Durante el cierre de la primera jornada del Foro Económico de las Américas, que se realizó este martes en un hotel de Retiro, Milei precisó: “Hemos echado 50 mil empleados públicos. No solo eso, se dieron de baja contratos. Van a caer 70.000 contratos más”.

En contraposición con lo que informó el Presidente, desde la Casa Rosada aseguraron que dejarían caer menos contratos de los que esperaban los gremios, que auguraban una merma que podría alcanzar al 30% (21 mil trabajadores) de la planta transitoria.

“70.000 es el universo de contratos en revisión actualmente. Las bajas se harán en etapas. Ahora en marzo, el número rondará en un 20%, algo que se terminará de conocer en abril, con las liquidaciones. Los que sí se renueven, se renovarán por 3 meses y se continuarán revisando por etapas”, detallaron fuentes oficiales.

Ver También

Cómo es la reforma laboral que la UCR le entregó al Gobierno

El Gobierno intentó aplicar una reforma laboral por decreto que chocó de frente con los …